21 jun. 2009

spleen



¡Solo el cielo sabe lo miserable que soy! …reza una canción de los Smiths y me pregunto al igual que los Pixis ¿en donde esta mi mente? … este maldito calor por momentos me hace alucinar barato y lo peor es que no tengo ni un pinché peso para por lo menos comprarme una cerveza.
Así ha transcurrido esta maldita semana de asueto y aun faltan un par de días antes de volver a la universidad y seguir trabajando para unas personas que ni siquiera saben que existo. Ni siquiera he podido pintar en estos días, entro al estudio, doy un par de vueltas, observo hacia los rincones, recorro los libros con la vista, recorro su contenido con la memoria, vuelvo hacia el cuadro en turno, vació color de los tubos de óleo y salgo al patio trasero para despejarme un poco, pero para cuando vuelvo en sí ya ha obscurecido…otro día mas que se me escapa.

Me Invitas


Me invitas a sumergirme en tu infierno
Cuando ya el mundo se rompe en pedazos
Cuando ya he estado de vuelta
¡Este viaje te toca hacerlo sola!

Yo observare de lejos
Espulgándome la memoria
Oliendo tu olor…
Escuchándote en silencio

Un buda me sonrió esta tarde
Y me recordó lo circunstancial que soy
Un perro le ladro a mi sombra
Pero no lo pude callar

Sigo arrastrando la misma piedra
Atada a este lazo dorado
A cada esquina me encuentro con la nada
Y sonrió por no hacer otra cosa

Me invitas a perderme contigo
En tu dulce infierno
Pero este es solo tuyo
Yo estoy de más

Te seguiré escuchando en silencio
Admirando las muecas que hace tu boca
Como gato retorciéndose en un sofá
Y tu mirada que no quiere verme